Estímulos con amor.

Estímulos con amor.
El desarrollo cerebral del niño no depende solamente de su genética, y tampoco viene desde su nacimiento, sino que se produce gracias a cada experiencia brindada al bebé por su entorno.

sábado, 5 de septiembre de 2009

PAUTAS POSIBLES DE 18 A 19 MESES

DOMINIO PZICOMOTRIZ
Tiene mayor confianza al apoyarse en sus pies, aunque cuando lo hace no amplia la base ni levanta mucho el pie. Corre tambaleándose, rara vez se cae; tiene mayor manejo de su cuerpo al bailar. Camina hacia los lados y hacia atrás varios pasos. Baja y sube dos o tres escalones de una forma más segura. Su equilibrio mejora. Inicia el caminar en círculos con ayuda de un adulto. Para subirse a una silla generalmente lo hace trepándose.
Después se pone de pie sobre ella, gira y luego se sienta.
Los movimientos de aferrar, apretar y soltar que comenzaron en éste segundo año ya deben estar completamente desarrollado. Utiliza los diferentes tipos de prensión de acuerdo con tamaño, uso y forma de los objetos. Hace rayas horizontales o puntos con un lápiz en el papel.
Construye una torre de tres o cuatro cubos de 2,5 cm. Puede quitarse los guantes o las medias. Tiene un mayor control sobre la taza y la cuchara, lo cual le permite en ocasiones alimentarse por si mismo. Pasa dos o tres páginas de un libro a la vez si estas son delgadas y una a una cuando son gruesas. Puede abrir cremalleras y trata de ponerse los zapatos.
En este mes se dedicará tanto en su motricidad gruesa como en la fina.
Perfecciona y consolida sus movimientos. Su caminar es mucho más seguro, puede hacerlo más rápido. Mostrará un gran interés hacia las otras formas de locomoción existentes. Camina en círculos, hacía atrás, se trepa a las sillas y escalones no muy altos, salta de estas mismas alturas bajas, brinca sobre las camas, etc. Su movimiento es casi perpetuo (porque es permanente). Danza, patea una pelota con buena precisión.
Se mantiene en equilibrio, corre casi sin caerse (esto ocurrirá cuando al ir corriendo necesita cambiar de dirección bruscamente).
Su motricidad fina ha avanzado gracias al manipuleo intencional y constante de los objetos. Su prensión es mucho más precisa; el agarre es nítido. Pasará dos o tres páginas de un libros que no sean tan gruesas con una buena coordinación. Ensartará redondeles con un agujero en el centro dentro de un palo. Se llevará la cuchara a la boca con alimentos y fallará varias veces en su intento. Levantará la taza y beberá bien, realizará los trazos sobre una hoja con mayor firmeza ya que tiene una definitiva imitación del acto de dibujar. Ayudará al desvestirse, sobre todo desatarse los cordones de los zapatos
ACTIVIDADES: Con un fondo musical, estimúlalo para que baile; pero no lo conviertas en un espectáculo porque lo puede hacer sentir incómodo. El niño probablemente querrá qué tú también bailes, hazlo pero procura no tomarlo de las manos para que pueda moverse libremente.

OBJETIVO: Estimular la confianza en el apoyo de los pies en movimiento.

DOMINIO COMUNICATIVO SOCIAL AFECTIVO
Colabora en forma más activa en el momento del orden.Está en capacidad de expresar sus sentimientos más fácilmente. Sus juegos son más elaborados. Pasea y acaricia su muñeca.
Continúa disfrutando al entregarle libros para que se los muestre. Comienza una mejor ubicación espacial. Diferencia entre arriba y abajo, adentro y afuera. Se resiste a los cambios de rutina. Descarga tensiones por medio de la agresión corporal. Su comportamiento continúa siendo posesivo, especialmente con sus pertenencias. “Pelea por un objeto” o juguete que meses antes hubiera prestado sin dificultad. Le gusta el juego de dar y recibir, aunque a veces no devuelve. Su notable independencia lo hará mostrarse un poco malgeniado cundo las cosa no le resultan como él ha pensado o desearía, o pleno de alegría cuando lo ha logrado.
Estos cambios bruscos de humor de deben a su creciente deseo de independencia. Estos comportamientos de independencia presentan contradicciones porque en determinados momentos necesitará de sus demostraciones de afecto y de apoyo. Es un poco colaborador , iniciándose en este mes el juego de ayudar a recoger y guardar los juguetes, llevar hacia otro lugar un objeto determinado, el que en sus juegos alimente, cepille o bañe a su muñeco preferido, etc. Se mostrará también algo más ansioso por estar con niños de su edad. Aún no es capaz de jugar en grupo, pues su juego sigue girando alrededor de sí mismo. Entiende si se le explica que hay que compartir sus juguetes, pero no lo hará por mucho tiempo. Tratará todo el tiempo de tomar la iniciativa, este aspecto deberá ser alabado y reforzado. Establecer algunos límites, de esta manera estarás formando un niño seguro en su manera de actuar. La hora de ir a la cama, la de comer, aún la de bañarlo o cambiarlo se prestarán para hacer sus comedias. Llorará, saldrá corriendo para no ser alcanzado y cuando lo es, su llanto y a veces el pataleo podrán incrementarse. En este momento deberá mostrarle que es posible disfrutar de cada una de estas actividades, y que existen tiempos para jugar y tiempos para cumplir con sus deseos.


ACTIVIDADES: Estimular al niño para que busque la compañía de otros niños y comparta su juego.
En un momento en que haya más niños dile que busque un compañerito cántale: “dame una mano, dame la otra, gira que gira, gira redonda.”
Facilítale masa o plastilina para que el niño realice modelado, la amase, la pellizque.
En un lugar espacioso ofrécele al niño una pelota y dile: “El que la lance más alto.”


OBJETIVOS: Fortalecer la socialización. Usar sustitutos para descargar su agresión.

DESARROLLO DEL LENGUAJE:
Posee un claro repertorio de aproximadamente 17 palabras, aún balbuceando. Sus balbuceos poseen varias sílabas y una compleja estructura de la entonación. No siempre intenta comunicar información.
No se siente frustrado porque no lo comprendan. La comprensión va avanzando rápidamente. Sus vocales y consonantes van integrándose gradualmente en el sistema fonético de su medio ambiente lingüístico.
Hacia los cuatro años y medio hablará correctamente en un 90 % y es casi enteramente inteligible. Señala diciendo “Mio” a lo que le pertenece.
Si se lo ha enseñado, dirá su nombre completo con apellido, aunque no lo exprese inteligiblemente.
Notaremos con mayor evidencia que se producirán más cambios. El niño incorporará a su repertorio anterior una buena cantidad de palabras nuevas, cinco o más. Será capaz de repetir con sentido otra serie de palabras, como por ejemplo, así, esta, este, e intentará decir su nombre más claramente. Dice sí y no con sentido y en el momento adecuado; además aún continuará haciéndose entender por medio de la señalización para obtener lo que desea. Su capacidad de asociación de palabras ha aumentado a dos o más palabras. Aunque seguirá utilizando una palabra puente, como por ejemplo mamá, que le servirá no solo para llamarla sino para pedir ayuda y para indicarle que desea que vaya hacia él. Igualmente tete podrá significar varias cosas, como tetero, hambre, deseo de dormir, etc.

Materiales, Juguetes: canciones, espejos, escalera, cajas de diferentes tamaños, papel, crayones, lápices, libros revistas, plastilina, pelotas, caja musical, cubos, títeres, muñecos, figuras geométricas, arenero, rompecabezas, autos, muñecas, juguetes apilar.